Las mejores calculadoras científicas

Elegir una buena calculadora puede ahorrarte mucho dinero, además, una buena calculadora puede acompañarte toda tu vida. Nosotros tenemos la misma desde 2008 y sólo hemos tenido que cambiarle la pila una sola vez en todos estos años.

A lo largo de los años que llevamos trabajando con estudiantes muy diversos, nos hemos encontrado con alumnos de grados universitarios que se han llevado las manos a la cabeza cuando les hemos enseñado un par de cosas que tenían estas calculadoras y se han dado cuenta que las suyas no eran tan adecuadas. Por ende, es común encontrar a chicas o chicos que en tercero o cuarto de la ESO tienen que comprarse otra calculadora, porque la que tenían les hacía confundirse más.

Para elegirlas, nos hemos basado en nuestra opinión y experiencia. Hemos colocado únicamente aquellas que sabemos que funcionan, que permiten modificar diversos parámetros de entrada y salida de resultados, formas de operar e incluso que permitan cambiar el punto por la coma. ¿Sabías que las calculadoras actuales siguen llevando un punto  como separador de decimales a pesar de que la mayoría de los países han aceptado ya el Sistema Internacional?

A continuación os enlistamos las calculadoras que consideramos las mejores calculadoras y nuestras recomendaciones para cada etapa y estudio concreto. 

1. La mejor con diferencia:

Esta calculadora es ideal si tienes claro que vas a cursar un Bachillerato o un grado universitario (excepto si haces algo relacionado con arte, filosofía o filología, en este caso opta por la segunda opción en el siguiente apartado, que es con certeza más barata  y super funcional). Nosotros nos hemos encontrado con alumnos de Magisterio, a los que una de estas les venía fenomenal. También tienes que saber que muchas carreras universitarias tienen asignaturas relacionadas, como la asignatura de Estadística (Psicología es un claro ejemplo) que pueden requerir calculos complejos.

Esta calculadora, además de las operaciones básicas, que puede tener cualquier otra calculadora, tiene otras operaciones más especificas te permite: modificar expresiones, trabajar con matrices, resolver ecuaciones de segundo, tercer y cuarto grado, hacer cálculos estadísticos, derivadas, integrales definidas, hacer tablas de valores, resolver sistemas de ecuaciones, inecuaciones, cambiar el punto por la coma, usar números periódicos, etc.

2. La segunda opción

Esta es la hermana pequeña de la anterior. Tiene un precio mucho más asequible y si te compras esta, seguro no fallarás. Es fácil de usar y tiene muchísimas opciones de personalización de entradas y salidas de datos.

Esta es la que recomendamos a los estudiantes de secundaria que buscan algo bueno, rápido de conseguir y funcional. 

Conocemos estudiantes que con esta calculadora continúan estudios universitarios sin ningún problema. Esta calculadora, además de las operaciones básicas, también te permite modificar cálculos anteriores, hacer tablas de valores, cambia el punto por una coma (adaptación al Sistema Internacional) y modificar muchas opciones para dar resultados, usar números periódicos y hacer fracciones dentro de fracciones entre las más destacadas.